¿Tienes un negocio físico, y estás pensando en crear una tienda online? ¿No sabes si estás preparado para dar el salto al mundo digital?

Estas son cuestiones que muchas empresas se plantean. Hoy queremos contartelos beneficios que puedes encontrar si decides montar un e-commerce.

De hecho, en España el comercio online se dispara. En el año 2016 creció un 21%, y la facturación alcanzó los 25.185 millones de euros anuales, con las agencias de viajes y las aerolíneas a la cabeza.

Ventajas de crear una tienda online

Estas son algunos de los puntos favorables que obtendrás si decides poner en marcha tu e-commerce. Se trata de un mercado en expansión, que caña año suma adeptos y consigue cifras astronómicas.

Si todavía estás indeciso, toma nota de estos motivos por los que deberías ponerte en marcha ya para digitalizar tu negocio.

1. Siempre abierto.

Así es, nunca colgarás el cartel de cerrado, y tus productos estarán disponibles para el público en cualquier momento. ¿Cuánto te costaría tener una tienda física abierta las 24 horas? Seguramente los costes serían muchísimo mayores, por lo que podrás ofrecer tus productos o servicios de manera permanente a tus clientes.

2. Reduces gastos.

Una tienda física implica muchos gastos iniciales, debes alquilar o comprar un local, montajes, electricidad, gestión de personal, licencias de apertura…la inversión es importante. En cambio, con una tienda online, los gastos se reducen enormemente.

Debemos eso sí, comenzar con un plan de negocio o una idea clara para saber los productos, servicios, distribución, público y estrategias con las que nos dirigiremos a nuestros potenciales clientes.

Si tenemos todo claro, este ahorro nos va a permitir mejorar nuestros precios finales de cara a nuestra competencia, y obtener una mayor rentabilidad a medio y largo plazo.

3. Ya no existen limitaciones geográficas.

Así es, nuestros productos ya no se limitan al mercado local, sino que podemos acceder incluso al mercado internacional.

Uno de los objetivos primordiales es poder vender donde queramos, y llegar al público potencial que nos hemos propuesto.

4. No necesitas grandes cantidades de stock.

No tenemos que llenar nuestras vitrinas de productos porque no tenemos una tienda física, ni un escaparate que decorar de forma continua con nuestros productos.

Por todo ello, si gestionamos de manera correcta la relación con nuestros distribuidores podremos reducir la cantidad de cada producto en la compra de stock.

Esta sería una forma, pero incluso podemos esperar hasta que el cliente haya realizado el pago por lo que supone otro punto a favor para decidirnos a tener un e-commerce.

5. Aumento de las compras por internet.

Comprar por internet es sencillo, rápido y eficaz. El crecimiento es imparable, al menos de momento, y para ello contribuyen las plataformas, redes sociales y la telefonía móvil que está en vigor en todas las zonas del mundo, en mayor o menor medida.

Cada día hay más personas que compran en tiendas online, y es que más de la mitad de la población mundial utiliza internet.

El tiempo y la comodidad son dos de los factores principales que hacen que el consumidor efectúe una compra, ahorrándose desplazamientos al centro comercial, numerosas colas, y horas en la búsqueda de productos.

Gracias al comercio electrónico podemos ganar en calidad de vida, ya que a tan solo un click tenemos la posibilidad de poder escoger el producto que más nos interese.

En Grupo IFO nos encargamos de que todo esto se haga realidad para tu negocio. Si quieres que te ayudemos a digitalizar tu tienda, nos encargaremos de asesorarte para que puedas empezar a ahorrar costes y duplicar tus ventas. ¿Quieres saber qué más beneficios te esperan? Ponte en marcha, y podrás descubrirlos con nosotros.

By | 2018-02-20T11:58:21+00:00 diciembre 15th, 2017|Online|